Volver

Proyectos 3

Plan de Estudios: Grado en Fundamentos de la Arquitectura
Profesor responsable: Rafael López Gallego. Carlos Lacalle
Año: 2020 - 2021
Tipo de asignatura: Proyectual obligatoria 3º curso
Carga lectiva: 15 ECTS
 

Proyectos 3 está planteada como materia obligatoria anual de 3º curso, y una carga lectiva de 15 ECTS. Se plantea como un curso de consolidación en el que se incidirá sobre la búsqueda de una respuesta adecuada a los condicionantes y requisitos del proyecto, junto con la voluntad de precisión y rigor como instrumento de autocontrol de la estrategia de conformación arquitectónica, debiendo utilizar un proceso lógico y controlado de toma de decisiones en el cual se recorran conscientemente las fases de expresión oral, simbólica y gráfica.

Este nivel de proyectos debe entenderse todavía como una aproximación guiada al hecho proyectual, por tratarse de un curso de transición que articula dos etapas complementarias en la formación del estudiante: la de iniciación de los primeros cursos con la de afirmación de los últimos. Conscientes de las limitaciones derivadas de la falta de adiestramiento que comportan todos los comienzos, se persigue el afianzamiento por parte del alumno de los sucesivos pasos que requiere el acto de proyectar, debiendo descubrir la diversidad y heterogeneidad de las numerosas variables que forman parte del proceso, enfrentándose a problemas progresivamente más complejos.

El acto de proyectar requiere de un proceso abierto que relaciona constantemente pensamiento y acción. Esta transición desde la idea al proyecto no es posible resolverla aplicando recetas destinadas a solventar problemas particulares, sino que debemos encontrar estrategias que nos ayuden a formular preguntas adecuadas para responder con la mayor coherencia y precisión posibles, siendo necesario incorporar. Teniendo en cuenta esta gran complejidad, se insistirá específicamente en el desarrollo conceptual tanto de los elementos intrínsecos que intervienen en la elaboración del proyecto: orden, espacio, forma y construcción, como de los factores extrínsecos: cultura, lugar, función y técnica.

Uno de los grandes objetivos de la asignatura de Proyectos III, es que el alumno llegue a comprender en toda su amplitud la complejidad del proceso proyectual y alcance la capacidad crítica que le posibilita la permanente revisión y superación gradual del nivel adquirido en los cursos anteriores. En coherencia con estos objetivos y dentro de un planteamiento docente que propone el aprendizaje progresivo a lo largo de la carrera, el alumno deberá alcanzar un conocimiento sistemático de los mecanismos que le permiten controlar el proyecto y el medio físico en el que se debe intervenir, a partir del contraste y reflexión crítica de sus propuestas, mostrando gráficamente los resultados conseguidos atendiendo no sólo a su definición formal, sino también a la explicación de la lógica interna del proyecto y a la consecución de sus objetivos.
 
 
OBJETIVOS

  • Adquirir un conocimiento completo de la complejidad del proceso de proyecto que permita una revisión permanente y una superación progresiva del nivel adquirido en los cursos anteriores.
  • Generar la capacidad para someter cualquier proceso creativo a un razonamiento lógico que desencadene un correcto desarrollo y su progresiva concreción.
  • Incorporar el rigor y la coherencia como un instrumento necesario de autocontrol del proceso de conformación arquitectónica.
  • Ejercitarse en la elaboración de esquemas o diagramas conceptuales que contribuyan a construir un modelo explicativo de la realidad imaginada y faciliten su posterior traducción formal.
  • Perfeccionar la habilidad para mostrar gráficamente los resultados de los procesos proyectivos, atendiendo no sólo a su definición formal, sino también a la explicación de su lógica interna y a la exposición de sus alcances y grado de consecución de sus objetivos.

 

EJERCICIO 1
 

FRICCIONES COLECTIVAS

 

«La historia de la ciudad moderna a través de sus artistas y sus arquitectos es la historia de un diálogo, a menudo de sordos, entre los artistas que revelan las contradicciones de la ciudad moderna y señalan aquellos árboles que el bosque de la ciudad racional perfecta puede hacer olvidar, y los urbanistas, dispuestos a tomar la ciudad como un espacio de experimentación y conquista para moldearlo a su imagen y semejanza. Es en los puntos de contacto entre estas dos actitudes (la imaginación y la experiencia del artista y la invención y la representación del urbanista) donde emerge el complejo concepto de ciudad.»

Jean Dethier, 1994

 

La definición enciclopédica de espacio público habitualmente se corresponde con los territorios (entendidos normalmente como propios de la ciudad) en los que todos nosotros tenemos derecho a movernos y estar con libertad. Esta libertad, sin embargo, se ha puesto en cuestión durante el reciente confinamiento.

En estos últimos meses hemos vivido una ralentización hasta la parálisis del contacto directo personal y del uso de los espacios públicos. La fricción genera calor. La parálisis absoluta y la ausencia de fricción pública ha desencadenado una pérdida súbita de entropía de nuestro sistema social. La sociedad, en lo que se refiere al contacto colectivo, se ha enfriado.

Esto nos ha llevado a replantearnos no solo la manera personal en la que vivimos sino todo nuestro sistema de referencias y valores respecto al intercambio social y a las características de los espacios públicos en los existimos.

Como bien explica Angelino Mazza: «Los valores vinculados a la ciudad, los de libertad, de cohesión social, de protección y de desarrollo de los derechos individuales y de expresión y construcción de identidad colectiva, de democracia participativa y de igualdad, dependen del hecho de que el estatuto de ciudadanía sea una realidad material y no solo un reconocimiento formal. Y, además, de que la ciudad funcione realmente como espacio público, en el sentido físico (centralidad, movilidad, accesibilidad social, zonas sociales funcionalmente diversificadas y estructuralmente seguras) y en el sentido político y cultural (expresión y representación común, identidad, cohesión social, safety e integración social)».

Si a las condiciones de contacto, si a la termodinámica del sistema social, se les impone una modificación o restricción sustancial, esto nos obliga también a poner en crisis los espacios públicos de nuestras ciudades tanto como lugares de encuentro e intercambio como también en sus aspectos de representación y comunicación. Una crisis del espacio público físico puede acabar derivando en una ulterior descomposición social de alcances aun imprevisibles.

Por todo ello, este primer ejercicio quiere poner en marcha una doble aproximación al espacio público partiendo de la revisión de lo pasado hasta las posibilidades abstractas que se abren ante nosotros en el futuro. Se trata de una aproximación desde lo físico y desde lo social para imaginar y reflexionar sobre el espacio público que nos espera, aquello que puede llegar a ser y aquello que deseamos conservar.

De todas estas nuevas fricciones colectivas esperamos recuperar como deben ser ahora: el espacio de representación y de comunicación; el espacio del ocio; el espacio del intercambio material; el espacio del contacto cercano e incluso de la intimidad; el espacio del tránsito y de la presencia visual; incluso la pertinencia o alteración de aquellos que conocemos como no lugares; etc.

El material de trabajo partirá de una cierta condición de abstracción y de una revisión cultural. Los alumnos deberán recopilar una serie de referencias (pinturas, fotografías, textos literarios, fragmentos audiovisuales, y músicas) que serán puestas en común para determinar aquellas que deben servirnos como soporte del trabajo. Desde estos fragmentos culturales atemporales, seleccionados, pareados y confrontados, los alumnos deberán reconstruir imaginativamente nuevas realidades llevándolas tanto a su representación visual como a la deducción de sus implicaciones de interacción social.

Terminaremos proponiendo desde esta construcción teórica/argumentativa, la construcción de un espacio público. Si Augusto Monterroso fue capaz de generar un universo de imaginación con aquel minúsculo cuento titulado «El dinosaurio», nosotros deberemos desarrollar también un argumento en estos lugares, coherentes con los datos que suministramos. Imaginar, analizar, sintetizar y dibujar. Tanto la representación como la ideación se realizarán de manera libre.

El ejercicio, compartido por todos los niveles, no será una reflexión puramente especulativa, sino que tiene la intención de trasladarse (traducirse) a un espacio urbano existente y cercano que pueda admitir de manera apropiada las reflexiones. Re-proyectaremos un fragmento de nuestros espacios públicos compartidos, pudiendo llevar estas reflexiones en los cursos superiores hasta las consecuencias constructivo-visuales de su definición.

 

EJERCICIO 2
 

ALOJAMIENTO / CO-HOUSING INTERGENERACIONAL

 

La configuración urbana no es neutra. Los espacios que habitamos priorizan el desarrollo de determinadas actividades y colectivos, marginando otros que a menudo quedan invisibilizados. Para conseguir una sociedad más justa hay que llevar a cabo un cambio de paradigma urbano de manera colectiva y empezar a construir una ciudad cuidadora, en la que la sostenibilidad de la vida se sitúe en el centro de las decisiones urbanas.

En este sentido, el proyecto se centra en las carencias de las personas mayores. La esperanza de vida ha aumentado considerablemente en los países desarrollados y el envejecimiento de la población está convirtiéndose en una de las transformaciones sociales del siglo XXI según la ONU, con consecuencias para casi todos los sectores de la sociedad.

A través de varios proyectos y estrategias realizadas (MissionsVLC2030, Estrategia Valencia Ciudad Saludable, Activage, ValueCare, HealthyLoneliness Estrategia Integral Participativa de Nazaret …), así como a través de conversaciones con la Asociación de Vecinos y Vecinas de Nazaret y con personal técnico de Barrios Inclusivos, se han detectado múltiples necesidades de las personas mayores en el barrio de Nazaret, donde se centrará el proyecto presentado.

Por otra parte, el marco europeo de enseñanza universitaria ha vertido los estudios superiores al aprendizaje de campos especializados menudo demasiado desconectados de la realidad social o de posibles vínculos con otras disciplinas. En este contexto la Universidad, como institución, se enfrenta a uno de sus grandes retos, ajustar la formación del alumnado al que necesitarán para adaptarse con éxito al mundo al que se incorporarán profesionalmente, lo que conlleva cambios y una actitud de reto e innovación hacia la mejora del sistema.

En la ciudad de Valencia un 20,8% de la población total es mayor de 65 años, de la que un 40,5% son hombres y un 59,5% son mujeres. Porcentajes que básicamente se mantienen en Nazaret, con un 19,5% de población mayor de 65 años, de la que el 60% son mujeres. Según la Encuesta Continua de Hogares del INE, una de cada 4 familias españolas han pasado el confinamiento en espacios <75m2 y más de la mitad de los hogares valencianos en menos de 90 m2 según el Observatorio del Hábitat y la Segregación Urbana. Cabe resaltar también que más del 40% de la población española que ha vivido en soledad la emergencia sanitaria es mayor de 65 años.

El objetivo del proyecto es las posibilidades de un alojamiento mixto para personas mayores y jóvenes, el denominado alojamiento intergeneracional que permite relacionar personas que se encuentran en momentos vitales distintos, y colaborar entre ellos, aprendiendo de la diferencia para construir una sociedad más inclusiva.

La aproximación al objeto de estudio comprende el dibujo de los ejemplos seleccionados así como la comparación entre ellos mediante los dibujos elaborados. Del análisis de los datos resultantes se determinará el programa necesario según lo que deseemos para los mayores, los jóvenes y la colaboración entre ellos.

Si pensamos que el espacio educa, probablemente las claves de esta educación se encuentren en el espacio, en el entorno y en las actividades cotidianas que estos lugares provoquen. No se trata de trasmitir un conocimiento, sino de aprender a través de una experiencia.

  • Ayudar a solucionar el problema de alojamiento de jóvenes y mayores.
  • Fomentar la solidaridad intergeneracional.
  • Fomentar la sensibilidad de la sociedad hacia los mayores, favoreciendo una mayor comunicación o intercambio entre generaciones.
  • Evitar el aislamiento y soledad de los mayores que viven solos.
  • Buscar nuevos alicientes en la vida de los mayores.
  • Mejorar en lo posible la calidad de vida del mayor.
  • Alargar al máximo el tiempo de vida independiente de los mayores.
  • Respecto a los jóvenes, que puedan acceder a un alojamiento digno y asequible a su economía, fomentando el intercambio de conocimientos, experiencias y realización de actividades con los mayores.
  • Ayudar activamente a la revitalización de la zona donde se establece.
  • Mejorar la rentabilidad social de las inversiones y la participación e integración de ambos colectivos afectados.

 

PROGRAMA DE NECESIDADES
 

Para alojar a 10 mayores solos o en pareja y 10 jóvenes menores de 25 años. Se deberá realizar una investigación previa sobre este tipo de alojamiento para ver cual ha sido su origen y cuales son las necesidades actuales. Este trabajo permitirá argumentar el programa planteado por el alumno que podrá contemplar agrupaciones organizaciones diversas.

El alojamiento intergeneracional contará con: comedor, zonas de juegos, lavandería, lugares de aprendizaje, lugares de reposo, talleres de bricolaje, y todos aquellos espacios que promuevan actividades vinculadas con el desarrollo de una sociedad inclusiva.

Las características arquitectónicas genéricas con que deberá contar el edificio definido en el anteproyecto serán las siguientes:

  • Carácter urbano y abierto de los espacios comunes como elemento esencial de integración.
  • Diseño específico pensando en sus usuarios, fundamentalmente en lo relacionado con la accesibilidad y el pleno uso de las instalaciones que deben estar totalmente adaptadas.
  • Diseñar las viviendas para que, a través de sencillos procedimientos de compartimentación interior, puedan ir adaptándose a las cambiantes necesidades de sus moradores.
  • Explotar la capacidad de la vivienda para crear un marco placentero para la vida, dotándolas de instalaciones actualizadas.
  • Dotar al edificio de amplios servicios comunes relacionados con el ocio, la cultura, el deporte y las relaciones interiores y exteriores.

 

DOCUMENTACIÓN A PRESENTAR
  • Situación y emplazamiento. E: 1/1000 – 1/500
  • Alzados de proyecto con el entorno. E: 1/200
  • Plantas de distribución, cotas y superficies. E: 1/100
  • Planta de cubiertas. E: 1/100
  • Alzados y secciones generales. E: 1/100
  • Sección constructiva general. E: 1/50
  • Perspectivas de definición de conjunto e interiores
  • Maqueta. E: 1/200

 

ENTREGA
 

La entrega de los proyectos se realizará en los siguientes formatos: panel vertical A1 con la síntesis de la propuesta, cuaderno A3 con todos los documentos y maqueta. Toda la información solicitada se subirá al drop-box del curso en formato .pdf con un tamaño máximo de 10Mb por proyecto. Para cada formato se realizará un archivo con los siguientes criterios de denominación:
 

Taller.curso.nºejercicio.formato.apellidos.pdf = T4.PR2.EJ2.A3.LópezMartínez.pdf